Aprendiendo a soltar

“Y vivieron felices para siempre” frase conocida y asimilada por la mayoría como verdadera, esa frase que de pequeño, y aún en estos días te regala un instante de paz y seguridad.

“Hasta que la muerte nos separe” recuerdo también haberlo escuchado tantas veces, en tantas bodas, películas, momentos…olvidaron enseñarnos que lo único constante en realidad, es el cambio y que habrá pocos afortunados o aferrados que sí lo lograrán.

La tierra cambia, las especies en ella también, lo que hemos construido, las relaciones en las que nos hemos involucrado, no hay nada creado hasta el momento que no se encuentre en constante cambio.

En mi experiencia personal, desde que tengo uso de razón tengo las mismas amigas, la misma familia, llevo 14 años con el mismo novio-esposo. Toda mi vida crecí pensando que las cosas siempre serían igual, que siempre existiría todo de la forma perfecta en la cual mi vida ya estaba diseñada, viví en una esfera por años, como si el tiempo no hubiera pasado mas que en mi físico, creando una seguridad cegadora.

Nunca imaginé que la vida inevitablemente me daría las lecciones pertinentes en el momento exacto, lecciones invaluables pero también dolorosas. La primera muerte, el primer amigo que se va, el primer conflicto que rompe algo que creías inamovible.

Tal vez por ese largo periodo de mi vida en el que nada cambió, también por mi personalidad casi masoquista de pensar que todo tiene solución, y un poco por mi ego tonto que se ha sentido indispensable, una de mis lecciones más fuertes sin duda alguna ha sido aprender a soltar.

Por azares del destino he comenzado muchos proyectos, de todos y cada uno de ellos me he enamorado, los he sentido como míos, he entregado lo mejor de mí pensando que serían para siempre, en todos ellos he sembrado una semilla y todos ellos los he visto florecer a la distancia.

Entre más pasa el tiempo más grabada queda la lección, no hay nada constante, ni siquiera mi propio cuerpo, tampoco mis ideas ni la gente que he creído inamovible, por nada puedo meter las manos al fuego, ni siquiera por mis propias creencias, pues también ellas deben evolucionar.

He visto partir muchas veces, gente que ha decidido irse, por un conflicto, por la distancia, por el tiempo, por la razón que sea, da igual. He visto relaciones cambiar, he dejado de sentir lo que sentía y también he sentido cosas que jamás espere sentir, y poco a poco la vida me ha ido enseñando a soltar.

Las primeras pérdidas como toda primera vez no se la deseas ni a tu peor enemigo. Soltar algo o a alguien se siente como soltar un tiempo el latido de tu corazón, duele el pecho, falta el aire, algo hace que te sientas mal física y emocionalmente. Le das vueltas y vueltas a la historia intentando descifrar el hilo negro de ese cambio, creas escenarios de qué pudiste hacer mejor, también culpas, intentas regresar al pasado esperando que de esa forma encuentres las respuestas.

El tiempo pasa, y cronos nos enseña una gran lección, no hay mal que dure cien años ni persona que lo resista, y aunque soltar algo jamás deja de doler, si tienes suerte tu corazón aprenderá a dejar ir, hasta que un día entiendes que soltar es parte esencial de tu evolución, y, de todo lo que he soltado siempre ha llegado algo, no diré mejor, solo diré más cercano a lo que estoy buscando.

Cuando sueltas la vida te regresa algunas cosas o personas, otras jamás regresarán, solo queda ese espacio en la memoria que te saca una sonrisa, esa esencia de lo que eres el día de hoy.

Con una nueva pérdida solo me queda escribir, y recordar la frase de Frida Kahlo “ Nada hay absoluto, todo se cambia, todo se mueve, todo revoluciona, todo vuela, y se va”

Por todos los pedazos de sueños que he compartido, por todas las personas que he visto venir y partir , por todas las ideas que he tenido que soltar y también las que han permanecido, ¡namaste!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s