El magnetismo de la luna

Me despierto, parece ser un día normal. No es que yo viva en mood sonrisa, pero con los años he aprendido a valorar más las cosas, por lo que generalmente amanezco de muy buen humor.

Me meto a bañar, ¡uf! Siempre he amado el agua caliente cayendo. He escuchado mucho que no es muy sana; sin embargo, es de esas adicciones que te das el lujo de vivir. Extraño, hoy no lo disfruto tanto; de hecho, si lo pienso, hoy ni siquiera amanecí de buenas.

En realidad, estoy de malas. Es una mezcla entre ganas de llorar y pelear con el que se me ponga enfrente. Si me pregunta alguien la razón, no, no la sé. Soy bastante autoanalítica, me gusta entender mis procesos, por lo que me cuestiono.

¿Qué me pasa? ¿Qué siento? ¿Por qué estoy enojada? Nada, no llega nada, sólo silencio. No hay una sola razón por la cual sentirme así en este momento; sin embargo, me siento.

Pasa el día, todo me estresa: la forma en la que se acomodó mi pelo, el clima, mi música, el chavo que se aventó a limpiar mi parabrisas sin avisar, la mirada de la vieja de junto. No quiero que nadie me hable ni me vea; no estoy buscando quien me la haga, sino quien me la pague.

Respiro, intento regresar a mi centro; sin embargo, el no saber que me tiene así me pone aun mas enojada. ¿Cómo puede uno estar tan iracundo sin una razón? Sí, sí me ha pasado, pero esta vez mis hormonas no tienen nada que ver.

Extraña, me siento extraña, no soy yo, es una sensación de incomodidad constante. ¿Ubican la adolescencia? Así, así mismo, en guerra con todo y a la vez con nada. Creo que hoy ni yo me aguanto.

7:00 pm. Toño quiere platicar conmigo, yo estoy aturdida. No sé qué me molesta más, el radio, el claxon de los coches o la voz del pobre hombre que intenta comunicarse conmigo. ¿Por qué me cae tan mal hoy? Si siempre me cae perfectamente y, cuando no, hay una razón. Estoy a dos de explotar igual que el Popo.

9:45 pm. ¡Dios mío, que se acabe ya la clase! El maestro está escuchando Alex Ubago, ¿honest?, ¿Cómo me voy a concentrar con ese suplicio de fondo? Mis oídos están en tortura máxima, tanta cursilería me va a matar en cualquier momento.

10:00 pm. Camino por Nuevo León, me gusta caminar, me centra. Llego a la esquina para esperar a que llegue mi marido, temo por él, por su vida. El volcán está a punto de explotar y él está a unos metros del cráter.

En la espera, abro Facebook. Para mi sorpresa, he recibido un mensaje, de ésos que te emociona recibir.

Lo abro, sincronía mágica,  la respuesta ha caído como del cielo. Adorada amiga, ¿cómo vas con esta luna?

De pronto todo cobra sentido: la luna, esa luna que causa mareas tempestuosas, que rige el ciclo menstrual, que causa cambios de comportamiento en las especies, ese magnetismo que todo cambia.

La luna tiene gran influencia sobre el agua. Nuestro cuerpo está compuesto casi en un 60% por este valioso elemento. Marisa, mujer mística. De esos seres humanos que se interesan por saber sobre los astros, la energía, la tierra, la vibración; ésas que saben el poder del conocimiento y además lo comparte.

“The Moon entered the sign of Virgo late last night and moves towards an opposition with Neptune becoming exact around 2.30 this afternoon (AEDT). Your sensitivity is raised and you may be picking up confusing signals from your unconscious which make you feel sad or inadequate. It is not a good day to make any kind of commitment or important decision, best to keep a low profile. Saturn is making a wide square to the pair which could add to feelings of isolation or loneliness. In the evening the Moon meets up with Black Moon Lilith and the asteroid Pele. Anything involving the suppression of women or feminine intuitive abilities is likely to set you off. Pele is the fiery Hawaian Volcano Goddess so you may feel the urge to just explode, try to resist and hold it in until she has moved on. Tomorrow things will become a lot clearer with the Full Moon.”

Los humanos hemos perdido esa conexión con la naturaleza. En el pasado las culturas seguían los ciclos del sol y la luna, entendían la interdependencia con el cosmos. Con nuestra vida acelerada de comprar, consumir, tener más,  más de  todo, hemos perdido la visión completa, hemos dejado de observar lo que sucede en la naturaleza, nos hemos vuelto ignorantes. Los movimientos a nivel cosmos se recrean de igual forma en nuestras células, lo mismo, pero en distinta escala; y así todo lo que nos rodea.

“Te advierto, quien quieras que fueres,

Tú que deseas sondear los arcanos de la naturaleza,

que si no hallas dentro de ti mismo aquello que buscas,

tampoco podrás hallarlo fuera.

Si tú ignoras las excelencias de tu propia casa,

¿cómo pretendes encontrar otras excelencias?

En ti se halla oculto el Tesoro de los Tesoros

Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el universo y a los Dioses.”

Templo de Delfos

Ahora puedo sentarme a meditar. Mi mente descansa. Agradezco estar conectada con el entendimiento del cosmos. Acepto y enfrento estos sentimientos, sin luchar con ellos; al fin y al cabo, mañana será otro día, la luna se moverá, yo me moveré, porque nada en esta vida, absolutamente nada, es permanente.

Luna, a la próxima no me agarras desprevenida.

Atte: yo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s