Súper vs Mercado, back to basics

Mi experiencia de “ir al súper” siempre ha sido poco grata. Es un tema difícil de explicar. Si me preguntan, no, no tengo una respuesta clara de por qué tengo ese disgusto tan profundo cuando se menciona la oración “Ya tienes que ir al (palabra prohibida)”.

Es más, muchas veces llegué a fingir demencia aun cuando veía el refri vacío. Ese tipo de actitudes que tenemos los humanos de ir posponiendo las cosas que no nos gustan incluso cuando son necesarias (o eso creía yo).

Al principio no tenía una razón clara de mi aberración extraña. No sabía si era trauma de otras vidas y francamente nunca lo analicé demasiado; pero no, no era una vida pasada, era esta vida y son demasiadas las razones. Es la luz, esa luz que me hace sentir dentro de la peli Thestepfordwives”; son los pasillos, esos interminables pasillos de un mismo producto pero una cantidad ridícula de marcas; es la angustia, angustia de ver cómo ahora todo es “prefabricado”, sólo jale y listo; es enojo, enojo de ver cómo las marcas gringas llenan las repisas, mientras que el campo mexicano se muere de hambre; son las cajas, esas colas interminables de gente pegada al celular, como un acto metódico y necesario para subsistir en ese espacio.

Lo más triste en esta historia es: ¿a quién no le gusta comer? El solo hecho de escoger mis alimentos con tanto desgane y molestia me parecía mal. No podía estar bien empezar escogiendo la comida con esa energía. Ahí, pensando en esa energía, me empecé a cuestionar….

Pensé: ¿esto es lo único que hay? ¿De verdad ya exploré todas mis posibilidades? Y, como en todo, cuando te cuestionas, la magia sucede. Investigas, sales de la caja y exploras nuevos horizontes.

La respuesta: ¡el mercado! ¡Sí, aún existen los mercados, aún existen! Recordé mientras pasaba por ese mercado, el cual he cruzado cien veces pero jamás vi como posibilidad.

No había dado un paso dentro del milagroso mercado cuando entendí que había entrado a otra dimensión, una dimensión en donde el tiempo ha transcurrido de una manera mucho más lenta; una dimensión en donde existe una marchanta que te trata como reina, figura amable y sonriente la cual, además de escogerte la mejor fruta, te da a probar todo su puesto. Podrías no desayunar y aún así sales full.

De las lindas experiencias en esta dimensión fue conocer la historia de la marchanta. Saber que ese espacio es suyo y lo trabaja siempre con una sonrisa; saber que es su ganancia, ganancia con la cual come su familia. Mi dinero ha ganado un valor invaluable, aun cuando en número es menor a lo que solía gastar.

Además, sumado a esto, no seré experta en el tema de comercio, tampoco soy la Madre Teresa, pero hasta por mi salud me cuestiono. Jamás he logrado entender por qué la mayor parte de la fruta y verdura que venden los supers son de Estados Unidos. ¿No se supone que en el campo mexicano crece de todo?

No se debe ser muy brillante o inteligente para saber que traer la fruta de Estados Unidos implica transporte que contamina, congelarla varios días mientras llega a México y, además de todo, subirle el precio para costear el numerito. Mientras tanto, en Uruapan, Michoacán, los aguacateros tienen que contactar compradores hasta Japón si bien les va, porque muchos otros campesinos no tienen ni para su tierra. Qué ironía…

Pues, regresando a mi querido mercado, le quiero agradecer que haya cambiado mi vida. Ahora soy VIP. Me espera una silla en donde ni siquiera tengo que ejercer mi poca experiencia escogiendo fruta, me la escoge una experta. Tengo desayuno completo que incluye una probada de todo el puesto. También incluye desenchufe del celular, pues la doña habla tanto y cosas tan graciosas que vale la pena estar en el presente, salir de tu mundo cibernético y regresar a los básicos.

Gracias, mercado.

Atentamente: yo.


Una respuesta a “Súper vs Mercado, back to basics

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s